Decide Puerto Real

Carta de Presentación

Prácticas Éticas de Representantes Públicos Locales

 

Carta de la concejala de Participación ciudadana

 

Estimadas ciudadanas, estimados ciudadanos,

Pensamos que un representante público debe estar al servicio del bien común de los ciudadanos y ciudadanas a quienes representan y, por tanto, que ganar unas elecciones no puede suponer un cheque en blanco durante 4 años.

Con el convencimiento de que este debate es recurrente en nuestra sociedad por su trascendencia, les invitamos a participar de manera activa en él.

Las instituciones deben tener mecanismos para que nadie viva de la política, para que no sea una profesión. No existe regulación alguna sobre este asunto, y por eso las instituciones se convierten en empresas de colocación por parte de algunos partidos que son expertos en enchufar a los suyos.

Ya hemos visto que algunos partidos acostumbran a engordar los currículum de sus candidatos, hacer campañas de marketing y gastan millones en sondeos y estadísticas. Eso lo hacen ayudados por la banca y empresas privadas a quienes luego deben devolver el favor con rescates, privatizaciones, etc.

Y todo ello de espaldas a la ciudadanía, que no tiene mecanismos ni herramientas para conocer sus verdaderas intenciones, ni pueden revocar u opinar sobre su comportamiento, las propias instituciones deberían estar dotadas de esta posibilidad pero no lo están, lo que las convierte en algo totalmente antidemocrático.

Es por ello que los ciudadanos y ciudadanas, a menudo, no confían ni se sienten representados por sus representantes en las instituciones.

Soy consciente de que el proceso participativo municipal no es vinculante legalmente, sino que depende de la voluntad del político/a. Vaya por tanto de entrada mi consideración de que se trata de un defecto de nuestras instituciones, ya que el resultado de un debate bien elaborado sobre esta materia debería obligar legalmente a nuestros representantes a todos los niveles. 

Sin embargo, este cuestionario será más legítimo cuantas más personas participen en él. Se presenta con el ánimo de que tenga buena acogida y la gente participe, pues si no existen mecanismos de control, la democracia se pudre.

Mayte Sánchez Caro
Concejala de Participación Ciudadana.